Saltear al contenido principal
Marketplace: Qué Es, Cómo Funciona, Ventajas Y Desventajas

Marketplace: qué es, cómo funciona, ventajas y desventajas

La tecnología evoluciona casi a la velocidad de la luz. Lo que hoy funciona, puede que a corto plazo se quede obsoleto. Con todo, lo que es una constante y sigue creciendo a diario son las ventas online. De hecho, el comercio electrónico se ha acelerado cinco años debido a la pandemia. Y por eso hoy queremos hablarte de qué es un marketplace, para qué sirve y por qué puede ser útil para tu negocio. 

Parece que está de moda tener un ecommerce, pero conseguir que prospere es una árdua tarea. No basta solo con tener un buen producto, también hay que dedicarle tiempo y esfuerzo a las estrategias de marketing digital (SEO, SEM, email marketing, redes sociales…), sin olvidarse de los pedidos, proveedores, envíos, facturas… y una lista sin fin. 

Para muchas pequeñas empresas, marcas locales o emprendedores que están empezando, montar una tienda online parece la opción ideal para llegar a más gente. Sin embargo, en muchos casos no tienen ni los recursos ni el conocimiento para arrancar motores. 

Pero no todo está perdido. Ahí es cuando entra en escena la posibilidad de vender productos a través de un marketplace, una tienda de tiendas, un intermediario entre vendedores y compradores, un Amazon, un Ebay… Bueno, sigue leyendo para saber qué es un marketplace. 

¿Qué es un marketplace?

Un marketplace es una plataforma online o web de ecommerce que cede un espacio para que las empresas puedan vender sus productos. Sería algo así como un centro comercial online o un escaparate virtual con productos de muchas marcas diferentes. 

Amazon
Amazon es uno de los marketplaces más conocidos en el mundo.

Algunos de los más conocidos son Amazon o Ebay. Pero seguro que también te suenan Privalia o Aliexpress, que también son marketplaces, es decir, un intermediario entre vendedores y clientes. 

Este tipo de plataformas o negocios online están creciendo como la espuma. Sin ir más lejos, solo en el último mes hemos sabido que el marketplace de Facebook ha alcanzado los mil millones de usuarios; Ankorstore se ha hecho con 100 millones de dólares para crecer en Europa; el expresidente de El Corte Inglés planea lanzar su propio marketplace y también Decathlon está barajando esta posibilidad

El éxito de este tipo de plataformas reside en muchos factores, pero podríamos destacar la posibilidad de que el usuario tenga un amplio abanico de productos o servicios de diferentes marcas en una misma página web. Por otra parte, para la marca es una posibilidad de llegar a un gran público objetivo de cualquier parte del mundo. 

¿Es lo mismo que un ecommerce?

NO. Existen ciertas diferencias entre un marketplace y un ecommerce. 

El marketplace es un intermediario entre vendedor y cliente y tiene productos de muchas marcas y tiendas diferentes. Sin embargo, el ecommerce es una web que pertenece a una marca o tienda concreta que solo vende sus productos y es responsable de todo el proceso de venta: desde la gestión del pedido hasta la entrega al cliente y el servicio postventa. Por lo tanto, en un ecommerce, no hay intermediario entre vendedor y cliente

¿Cómo vender en un marketplace?

Realmente no hay mucha dificultad en saber cómo funciona un marketplace. Para empezar, se trata de un modelo de negocio que cuenta con tres pilares base: 

  • La web o plataforma de venta
  • Los vendedores
  • Los clientes

El marketplace es un intermediario entre ambos actores (vendedores y compradores). Existen diferentes accesos para vendedor y cliente y, mientras el primero se encarga de ofrecer sus productos o servicios en la plataforma, el segundo los busca, compara y compra. 

Una vez registrado en la plataforma y aceptado las condiciones de venta, comisiones, etc, la empresa vendedora puede subir todos sus productos a la web siguiendo las pautas indicadas por el marketplace. 

Respecto a la gestión de un producto una vez comprado, dependerá de cada marketplace y los servicios que la empresa contrate. Es decir, se puede contratar únicamente el espacio para mostrar el producto o subcontratar servicios como el almacenaje y envío del producto, servicio postventa, etc.

Mientras más servicios queden en mano del marketplace, más costoso será y, por supuesto, menos control sobre el cliente tendrás. 

¿Y qué tiene de bueno?

Las ventajas de un ecommerce para el consumidor son evidentes: variedad de productos en una única web y posibilidad de comparar marcas, precios, etc. 

Y si hablamos del vendedor, también son varias las ventajas:

  • Menor inversión o ahorro de costes: El marketplace pone toda la infraestructura, tan solo hay que pagar una cuota mensual y suelen llevarse una comisión por las ventas. 
  • Acceso a un gran público: Vender en un marketplace abre la posibilidad de llegar a un volumen de tráfico muy alto que sería difícil y costoso de conseguir con un ecommerce propio. De hecho, en muchos casos es posible convertirse en un canal de exportación internacional, evitando barreras legales, técnicas, de idioma, etc. 
  • Confianza y credibilidad: Para las marcas que están empezando y son más desconocidas, estar presente en este tipo de plataformas les ayuda a generar más confianza y credibilidad en el cliente. 
  • Posicionamiento: La plataforma suele ser un espacio muy bien posicionado para ser atractivo para vendedores y clientes por lo que puedes olvidarte un poquito del SEO y del SEM. Con todo, aunque ellos hagan SEO y publicidad, también suele ser posible promocionar los productos en el marketplace para tener más visibilidad respecto al resto de marcas. 
  • Gestión de pagos: El cliente paga al marketplace y luego tú recibes el dinero, por lo que también hay ahorros bancarios y hay mucha facilidad y seguridad en el pago de las transacciones.  
  • Venta cruzada: Al formar parte de una plataforma donde también hay otras marcas, la venta cruzada está a la orden del día. Por ejemplo, si alguien está buscando bicicletas y tú vendes ropa y accesorios de ciclismo, tus productos pueden aparecer como relacionados en su búsqueda. 
  • Logística: Depende del marketplace, pero muchos de ellos también incluyen la logística entre sus servicios utilizando el dropshipping.
  • Seguimiento de las ventas: Al ser una plataforma online es habitual poder hacer un seguimiento de las ventas y resultados. 
  • Comentarios: Los marketplace suelen ofrecer la oportunidad de puntuar los productos y hacer comentarios al respecto, algo que genera confianza en el resto de potenciales clientes y puede darle más valor a un producto si sus opiniones son buenas. 

En línea a lo mencionado, José Antonio Jiménez Bisbe, experto en Ecommerces y Marketplaces, destaca que «gracias a los Marketplaces podemos llegar a millones de usuarios de forma sencilla, y con un coste controlado; además nos permiten testar un mercado internacional sin necesidad de disponer de una estructura en el país en cuestión». 

Otra de las características más valoradas por el experto es la posibilidad de hacer uso de la logística del marketplace sin necesidad de disponer de una estructura propia. 

Algunas desventajas

Aunque vender en un marketplace ofrece infinidad de beneficios, también conlleva algunos inconvenientes que hay que tener en cuenta. Son los siguientes:

  • Se comparte espacio con la competencia. Tus potenciales clientes también podrán ver sus productos o servicios sin tener que salir de la web. 
  • No puedes customizar la forma de presentar tus productos, sino que tienes que adaptarte a las normas y estilo del marketplace. 
  • Ajustar, revisar y comparar precios con los competidores es una constante. De hecho, si tienes muchas ventas, puede llegar a ser costoso ya que la plataforma suele llevarse una comisión importante y se reduce el margen de ventas. 
  • La inversión en el ecommerce se incrementa a medida que subcontrates ciertas gestiones como, por ejemplo, el almacenaje del producto o las devoluciones.
  • El pago puede ser más lento. Si el marketplace es quien recibe el precio de la venta, es posible que tarde semanas o meses en abonar el importe al vendedor. 
  • Los clientes no son tuyos. No tienes sus datos ni email, por lo que no es posible crear una base de datos para comunicarse con ellos. 
  • Crecer como marca es más complejo ya que siempre estarás bajo el paraguas de la marca del marketplace. 

¿Te interesa vender en un marketplace?

DEPENDE. 

Vender en un marketplace es una buena opción para empresas que están empezando y no disponen de muchos recursos

¿De qué depende? Como decía el maravilloso Pau Donés,… de según como se mire. Si, por ejemplo, estás empezando con tu marca, no tienes mucho presupuesto y necesitas llegar a un público más amplio, entonces es una buena opción. 

También puede ser interesante estar en un marketplace solo para vender productos en liquidación o con ofertas muy concretas. Piensa en Privalia, trabajan con muchas marcas, pero la mayoría de sus productos no son de temporada sino liquidaciones o prendas con descuentos. 

Tipos de marketplace

Los marketplaces que más te sonarán son gigantes como Amazon, Aliexpress Ebay, Privalia… Sin embargo, el boom de este modelo de negocio ha hecho que también las redes sociales se suban al carro. 

Facebook ya cuenta con su propio marketplace e Instagram también ofrece desde hace un tiempo la funcionalidad de Shopping para que las marcas puedan etiquetar productos y venderlos a través de la plataforma, directamente de sus publicaciones y sin que el usuario tenga que salir de la app. 

Existen infinidad de marketplace, pero todos ellos pueden dividirse en tres categorías en función de lo que ofrecen:

  1. Marketplace generalista: se pueden encontrar todo tipo de productos de diferentes categorías. Por ejemplo, Amazon o Aliexpress.
  2. Marketplace de servicios: su nombre lo dice todo. Está centrado en servicios, por ejemplo, reservas de hoteles, compra de entradas, etc. Por ejemplo: Booking o Airbnb. 
  3. Marketplace vertical o de nicho. Especializados en categorías. Por ejemplo, Infojobs es un marketplace laboral, Westwing está especializado en decoración y moda para el hogar, Mentta vende comida y Hotmart es un marketplace de productos digitales. 

Conclusiones

Has llegado aquí buscando información sobre qué es un marketplace, cómo vender en un marketplace, tipos y ejemplos… Si quieres saber más, te dejamos el enlace al sexto capítulo de nuestros talleres sobre Marketing Digital del Desván del Marketing. Nos acompañó José Antonio Jiménez, experto en Ecommerces y Marketplaces. 

Con todo el conocimiento que tienes ahora sobre este tipo de plataformas, la decisión de estar en un marketplace depende del momento en que se encuentre tu negocio. 

Vender en un marketplace puede ser una buena oportunidad para arrancar, pero cuando tu negocio coja el vuelo y se estabilice, es recomendable desarrollar una web con tienda online en la que tú estés al mando de todo (web, pedidos, contacto con el cliente, branding, etc) y puedas crecer. 

Cuando empieces ese camino, cuenta con Nubeseo para ponerte las alas y ayudarte con la estrategia de marketing digital y el posicionamiento web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba